TU , donde estás?

Que tal tu Conexión, tu comunicación y  comunión con tus energías?
Los Navegantes

Tenemos voluntad, y dentro de ella se mueve el tiempo y el espacio. Los navegantes lo hacen desde la curiosidad y el experimentar, están atentos a escuchar e intentar.

Ser un navegante es dar ese paso desde la tierra firme y conocida, para lanzarse a nuevas aguas a explorar.

El navegante está decidido a conocer que hay más allá de las tierra firme donde creció con creencias y maneras acreditadas por una comunidad, una cultura y parámetros de aceptación.

Un navegante se embarca en un quest, se embarca en la búsqueda.

Tu Kit Energético!

Durante los años en que me certificaba en el programa de Eden Energy Medicine me encontré con lo que en ese entonces les conocía como freaks! … personas viendo energía, escuchando frecuencias, saboreando vibraciónes, halando hilos invisibles … eruptos, tic nerviosos, balanceos y bostezo .. todos estos juntos conformaban el lenguaje energético de mis compañer@s … yo honestamente no me relacionaba con nada de esos síntomas ..pensé que la meta entonces era llegar allí.

Somos cuerpos energéticos?

No es una pregunta fácil si la hacemos desde la dimensión de la fisicalidad (3-D), donde el mundo sutil de las energías es tan imperceptible que para muchos es como si no existiera. Es necesario tener en cuenta que los cuerpos físicos son necesarios tal como son, magros y sensibles a la energía así no seamos conscientes de ella. Se quieren mover con la energía , vibrar con la energía, pero es una tarea que conlleva primero a abrir las posibilidades, ya que por la constitución física de nuestros cuerpos se requiere en la mayoría de los casos un trabajo previo de creencia y Fé para llegar a la experiencia directa. 

Energía

La energía es vital, tiene movimiento y es la fuerza que determina mucho de nuestra salud y felicidad. Puede ayudar en procesos físicos, emocionales y mentales y puede promover una excelente salud y un alto rendimiento.

Nunca, nunca, nunca…

“Nunca, Nunca Nunca compartas tus experiencia mística, podrías empezar a dudar”— Caroline Myss